La Rioja

Descargar folleto

EuroVelo es un proyecto para la creación de una red de 15 rutas cicloturistas de larga distancia que conectan y unen todo el continente europeo, promovido por la Federación Europea de Ciclistas. Dichas rutas pueden ser utilizadas por cicloturistas interesados en viajar de forma sostenible, pero también por las personas locales que realicen desplazamientos diarios. Basadas en itinerarios ya existentes o de nueva construcción, también estarán intercontectadas en la medida de lo posible.

La ruta europea EuroVelo 1 de la Costa Atlántica combina en un largo trazado diferentes escenarios y recursos: desde las costas marinas más salvajes de Noruega o Irlanda y el atlántico británico y francés, hasta los paisajes meridionales del interior de España, cargados de historia y patrimonio cultural, para acabar en las costas del Algarve Portugués.

La Rioja forma parte de la ruta EuroVelo 1, a través de La Rioja Turismo S.A.U. denominada Ruta de la Costa Atlántica que transcurre desde el Cabo Norte (Noruega) a Sagres (Portugal) con un total de 8.186 km, enmarcado dentro del proyecto Atlantic on Bike (perteneciente a los Fondos Europeos de Desarrollo Regional-FEDER). En este proyecto se encuentran involucrados 22 miembros de 6 países diferentes: Noruega, Gran Bretaña, Irlanda, Francia, Portugal y España. Son 5 las Comunidades Autónomas que forman parte de EuroVelo 1 (Navarra, La Rioja, Castilla y León, Extremadura y Andalucía), además de la Asociación de la Red de Cooperación de Ciudades en la Ruta de la Plata.

Con la incorporación del Gobierno de la Rioja y de La Rioja Turismo en la ruta cicloturista EuroVelo 1, se persigue fomentar la cooperación territorial entre todos los agentes, de forma que se promueva una economía turística basada en la diversidad natural de nuestra región, así como en la riqueza del patrimonio cultural que albergamos y su sostenibilidad. El trazado discurre en parte por el itinerario histórico del Camino de Santiago, por otros hitos tan importantes como los Monasterios de Suso y Yuso, patrimonio de la Humanidad, o por localizaciones paisajísticas de gran valor natural o cultural, como el paisaje del viñedo riojano.

Adentrándose desde Navarra, la ruta llega a Logroño a través de un sorprendente paisaje, transitando por la Via histórica y Cultural del Camino de Santiago Francés. Atravesando la capital donde se puede disfrutar de una oferta enogastronómica reconocida, la ruta avanza por el exterior de la ciudad para retomar los paisajes naturales y del viñedo hasta Navarrete.

Allí se puede disfrutar del patrimonio vinculado con el Camino de Santiago, como el Hospital de San Juan de Acre o la imponente iglesia del municipio. Pedaleando entre viñedos por Ventosa se alcanza Nájera, cuna de Reyes y centro neurálgico del reino medieval de Nájera-Pamplona.

Logroño

La ruta se dirige entonces hacia Berceo, para alcanzar un lugar histórico y cultural de primer orden, declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad: los Monasterios de Suso y Yuso, en San Millán de la Cogolla, origen de la lengua española y centro neurálgico cultural en la Alta Edad Media. Contemplar el trazado mozárabe del siglo VIII en Suso en un entorno natural presidido por el silencio, pasear por el Claustro de Yuso o visitar una estancia como su Biblioteca significa, realmente, tener la oportunidad de interiorizar la historia.

Monasterio de Yuso en San Millán

Pedaleando de nuevo, nos dirigimos hacia la localidad de Cañas. El Monasterio de Santa María de San Salvador del siglo XIII, perteneciente a la orden del Císter, se define como un espacio único por la simplicidad y la pureza de sus líneas, así como por la luz que inunda todo el ábside, siendo denominado precisamente por ello «la Abadía de la luz». A través de los campos de Manzanares y Gallinero de Rioja, se alcanza Santo Domingo de la Calzada, hito imprescindible del Camino de Santiago Francés, donde la visita al casco antiguo de la ciudad y a la Catedral es obligada. La ciudad nació y creció a partir del Hospital de Peregrinos que fundó el Santo alrededor de la segunda mitad del siglo XII, además de un puente sobre el río Oja para facilitar el paso de los peregrinos. Esta hospedería propició su crecimiento y, por extensión, la ruta Jacobea por lo que se convirtió en un núcleo artístico, religioso y económico muy importante en la Edad Media.

Abadía cisterciense de Cañas

La ruta transita a la salida de la ciudad por las carreteras agrícolas de Corporales y Morales, haciendo disfrutar de un paisaje suave y ondulado. En las estribaciones de la región, alcanzamos finalmente la ermita de Carrasquedo, un paraje natural para el reposo, y el municipio de Grañón. Desde su mirador que ya avista Castilla León, la ruta se encamina hacia las llanuras de la región vecina, entre campos de labor.

Mirador de Grañón