Proyecto EuroVelo 8 – ruta del Mediterráneo Interreg Med Cycletour

Andalucía lidera, a través de la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía (AOPJA), un proyecto de promoción de los recursos naturales y culturales del Mediterráneo a través del cicloturismo, desarrollando la Ruta Eurovelo 8, que conecta las regiones del arco mediterráneo desde Cádiz hasta Chipre, a lo largo de un itinerario para el deporte y la cultura de casi 6.000 kilómetros de litoral.

DATOS PRINCIPALES:

  • Longitud Ruta 5.888 kilómetros
  • Países participantes España, Francia, Italia, Eslovenia, Croacia, Grecia y Chipre
  • Inversión total 2.578.131,89 euros (financiado al 85% por la Unión Europea).
  • Aportación AOPJA 369.918,50 euros

1.- OBJETIVOS PRINCIPALES o desafíos territoriales:

La Ruta EuroVelo 8 forma parte de una Red Europea de Rutas Cicloturísticas, que pueden ser usadas tanto por los cicloturistas como por los ciclistas locales en sus desplazamientos cotidianos.

El Proyecto MedCycleTour, aprobado en la convocatoria INTERREG MED, está basado en esta Ruta EuroVelo 8 del Mediterráneo y pretende el fomento del cicloturismo en las regiones mediterráneas de Europa, proporcionando las herramientas transnacionales necesarias para atraer a los viajeros.

Este proyecto, que encabeza la Agencia de Obra Pública como socio líder, cuenta con la participación de otras regiones europeas de países como España, Francia, Italia, Eslovenia, Croacia, Grecia y Chipre y con la coordinación en materia de Comunicación de la Federación Europea de Ciclistas (ECF).

La idea principal es diseñar planes de acción transnacionales, nacionales y regionales para el desarrollo de la ruta de EuroVelo 8, favoreciendo el turismo sostenible en la costa mediterránea, incluida la andaluza. Se trata de una ruta especialmente apta para el ocio activo, el deporte y la cultura, con 23 lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El Proyecto tiene como objetivo implicar a los estados miembros en el desarrollo y promoción de esta ruta. Para alcanzar este objetivo hay que convencer a los responsables de turismo y transportes de los Estados miembros de la Unión Europea, y de sus regiones, de la oportunidad de invertir en cicloturismo. Las inversiones necesarias son reducidas y las recompensas elevadas, en comparación con las infraestructuras para otros medios de transportes o turismo, pero lamentablemente los numerosos beneficios del turismo en bicicleta no se reconocen.

El proyecto recogerá y evaluará los diferentes métodos para desarrollar la ruta ciclista, como por ejemplo infraestructura, señalización, servicios, promoción, etc. Gracias al Proyecto se podrá evaluar el estado actual de la Ruta, así como definir las acciones y los recursos necesarios para su puesta en valor. El proyecto proporcionará los argumentos precisos, calculará los beneficios y definirá las estrategias comunes para atraer el cicloturismo a la costa mediterránea.

Turismo sostenible:

Según la Organización Mundial del Comercio (OMC), los países del Mediterráneo atraen en la actualidad el 18,5% de los turistas del mundo, cifra que ha crecido incluso durante la crisis económica. Este proyecto busca como objetivo principal el desarrollo de un turismo sostenible y responsable.

El cicloturismo es una actividad que respeta el entorno, ya que supone una menor emisión de CO2 en los desplazamientos durante las vacaciones, al utilizar la bicicleta en combinación con el transporte público. Además, en la economía local, genera estancias más largas, con mayor gasto y consumo de productos y servicios en la zona. El cicloturismo ayuda a extender la temporada turística, ya que en la zona mediterránea es mejor ejercitarlo en otoño, invierno o primavera.

Impacto socio – económico:

Además se trata de trabajar con los profesionales (técnicos, funcionarios, expertos, PYMEs) con el objeto de aumentar la eficacia y el impacto positivo de las inversiones en el turismo ciclista, aplicando métodos innovadores y exitosos. Las inversiones en medidas relacionadas con el cicloturismo proporcionan un retorno más rápido que en cualquier otro medio de turismo o transporte.

El valor del turismo en bicicleta para la economía europea es similar a la industria de los cruceros. De hecho, se espera un impacto económico de aproximadamente 3.800 millones de euros anuales, una vez que la Ruta Eurovelo 8 se haya completado.

2.- HERRAMIENTAS de trabajo:

El proyecto MED cuenta con un paquete de trabajo que tendrán que poner en marcha los socios miembros y que consiste en una serie de “proyectos pilotos” que van a ayudar a definir la ruta europea desde su inicio en Cádiz hasta Grecia y Chipre, y establecer los criterios para su definición y construcción.

Los trabajos cuentan también con la experiencia anterior de la Federación Europea de Ciclistas y de la propia Unión Europea, que ha desarrollado otras rutas de la red EuroVelo y que cuenta con un extenso material y normativa sobre cicloturismo en general, y la red EuroVelo en particular.

De esta forma, la primera tarea consiste en evaluar el estado actual de la ruta, cada uno de los socios en su región, utilizando la metodología europea de certificación EuroVelo. La evaluación cubrirá el itinerario, infraestructuras de rutas, señalización, conexión de transporte público, servicios y promoción. A partir de esta encuesta o evaluación se definirán las acciones necesarias para completar la ruta en cada una de las regiones mediterráneas.

En cuanto a la implantación de estas medidas o acciones, en este proyecto se contempla la ejecución de 14 acciones piloto a lo largo de la ruta. Algunos de estos proyectos que se van a llevar a cabo tienen que ver con la implantación de servicios combinados de viajes en bicicleta + transporte público; otros son proyectos de señalización de la ruta EuroVelo 8, y otros tienen que ver con la implantación de “servicios amistosos o friendly” con la bicicleta. Concretamente en Andalucía, se llevará una de las acciones pilotos que consistirá en señalizar la Ruta EuroVelo 8 en un tramo entre Cádiz y San Roque.

Finalmente, hay otras medidas de implantación dentro del Proyecto MED que tienen que ver con la evaluación y seguimiento de las acciones llevadas a cabo, como es el seguimiento del uso de la ruta a través de contadores, esencial para la planificación futura y la estimación del impacto social y económico del cicloturismo en cada una de las regiones.

3.- DIFUSIÓN y comunicación:

Uno de los principales objetivos del Proyecto MEDCYCLETOUR es convencer a la gente de que use la bicicleta para las vacaciones. Para ello, se vale de la comunicación y de acciones concretas como sitios webs, aplicaciones,… Hay que convencer a los ciclistas de que la Ruta EuroVelo 8 o Ruta mediterránea es un destino de vacaciones de calidad. Se trata de presentar la ruta como un destino único, seguro y atractivo, para asegurarse una amplia gama de usuarios. Los ciclistas clásicos de larga distancia son una minoría importante, pero el esfuerzo debe centrarse en todo tipo de públicos, como las familias completas y las personas mayores, que hacen viajes por etapas, más cortos y más “fáciles”.

En materia de comunicación hay muchos retos, ya que se trata de promocionar la ruta mediterránea en Europa. Se va a desarrollar todo un plan, con campañas en prensa y otros medios de comunicación, creación de un sitio web y una plataforma de información de la ruta, encuentros de estudio para periodistas y blogueros, impresión de folletos promocionales y un largo etcétera. Además, el proyecto propone el uso de aplicaciones para móviles que proporcionen información geográfica, información turística o información de la ruta, compatibles en cualquier región mediterránea que atraviesa la EuroVelo.

EuroVelo8 en Andalucía

En Andalucía están presentes dos rutas de la Red Europea EuroVelo: la Ruta 1 de la Costa Atlántica, que atraviesa la provincia de Huelva y termina en el Algarve portugués (Sagres); y la Ruta 8 del Mediterráneo, que nace en Cádiz capital y recorre el litoral de las provincias de Cádiz, Málaga, Granada y Almería.

El desarrollo de estas rutas europeas debe coincidir con el desarrollo de rutas planificadas a nivel regional o nacional. En el caso de Andalucía, la planificación de itinerarios ciclistas a nivel urbano, metropolitano y regional está recogida en el Plan Andaluz de la Bicicleta (PAB) aprobado en Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía en diciembre de 2012.

El PAB es una apuesta del gobierno andaluz a favor de la movilidad sostenible y aborda, no solo la construcción de la infraestructura viaria, sino también otros elementos complementarios como los aparcamientos seguros, la intermodalidad y otras medidas de concienciación ciudadana y de gestión.

Dada la extensión, complejidad y oportunidades del territorio andaluz, el PAB contiene (además de medidas para el uso de la bicicleta urbana) objetivos e inversiones destinadas al fomento de la práctica del deporte, el ocio y el turismo asociados a la bicicleta. El PAB considera que el cicloturismo es una práctica cada vez con mayor número de usuarios, que puede generar oportunidades de desarrollo turístico para importantes zonas de Andalucía, contribuyendo además a evitar la excesiva estacionalidad de la actividad turística en nuestra región.

La Red Autonómica de Vías Ciclistas prevista en el PAB se desarrolla mediante un total de 8 ejes que articulan la totalidad del territorio andaluz. El eje coincidente con la Ruta Eurovelo8 es el denominado Eje 5 del Litoral andaluz, que se apoya en gran medida en el viario existente, sobre todo en carreteras secundarias, vías verdes, caminos rurales y senderos en la costa andaluza.

Definición de la Ruta en Andalucía:

La Ruta EuroVelo 8 puede aprovechar la infraestructura turística con la que cuenta Andalucía en el litoral, así como el carácter benigno de su clima durante casi todo el año. Se trata de un eje muy heterogéneo, no solo por su longitud, sino por la diversidad de su paisaje y por el grado importante de transformación que sufren las zonas de la costa.

El Proyecto MedCycloTour de la Unión Europea servirá para definir de manera definitiva la Ruta EuroVelo 8 en Andalucía, aprovechando la infraestructura existente y teniendo en cuenta las vías ciclistas proyectadas en el PAB.

Para que un itinerario pueda incluirse en la red europea EuroVelo debe cumplir las siguientes características:

  • Señalización común a lo largo de diferentes países, recogida en el Manuel de Identidad de EuroVelo.
  • No tener pendientes superiores al 6% en tramos largos ni 10% en tramos cortos.
  • Disponer de la anchura suficiente para el paso de al menos dos bicicletas.
  • Tener un promedio de no más de 1.000 vehículos motorizados diarios (para el caso de carreteras secundarias).
  • Estar pavimentada con asfalto, hormigón, piedra o madera… en zonas reservadas se permite tierra compactada.
  • Permanecer abierta todo el año.

En general, esta Ruta 8 por Andalucía cuenta con un total de 566 kilómetros a lo largo de las provincias de Cádiz (137 km), Málaga (165 km), Granada (75 km) y Almería (189 km).

La Ruta Europea sale de la capital gaditana por la vía ciclista de la Bahía de Cádiz, atravesando San Fernando y Chiclana para seguir por la costa hacia el punto situado más al sur de la región andaluza. Para salvar las dificultades de altura de la punta de Tarifa, la ruta cuenta ya con un tramo señalizado con los estándares de EuroVelo entre Facinas y Los Barrios, para retomar desde ahí la costa hacia San Roque.

En la provincia de Málaga la ruta contempla especial dificultad para su trazado, debido a la transformación urbanística sufrida en la Costa del Sol. En esta provincia podrá apoyarse en la Senda Litoral, basada a su vez en el sendero europeo GR92 y en la Gran Senda de Málaga en su tramo costero.

También en la costa de Granada y zona oeste de Almería el trazado de la ruta se complica, debido a la dificultad del relieve costero. En este caso, de acuerdo con la definición de esta ruta en el PAB, la EuroVelo 8 se desvía de la costa por el sur de Sierra Nevada (recorrido de la A-348) para volver a la costa en Almería capital. En esta provincia, la EuroVelo 8 disfruta de innumerables paisajes costeros apoyado en carreteras secundarias, caminos y senderos.