¿Amante del buen comer? Destinos imprescindibles en EuroVelo 1 – Ruta de la Costa Atlántica

Jun 29, 2021

¿Te apetece probar una boxty, una sidra «kortreista«, una delicia de kouign amann o un patorrillo? Bueno, puedes probar todos estos platos y muchos más cuando pedalees por EuroVelo 1 – Ruta de la Costa Atlántica. La ruta de EuroVelo 1 te da la posibilidad de recorrer Noruega, la isla de Irlanda, Francia y España y, por lo tanto, tendrás la oportunidad de experimentar la mejor comida y bebida que estos países tienen para ofrecer.

Unas vacaciones en bicicleta a veces pueden parecer un entrenamiento intenso, en el que se recurre a bebidas energéticas, frutas y nueces para mantenerse lleno de energía durante todo el viaje. Sin embargo, no tiene por qué ser así cuando pedalees por EuroVelo 1. Los destinos de EuroVelo 1 son atracciones gastronómicas en sí mismas. Lo que te espera son lugares llenos de riqueza culinaria, lugares donde realmente podrás disfrutar de una comida y bebida maravillosas. Entonces, cuando inicie sus próximas vacaciones en bicicleta, ¿por qué no combinar la emocionante experiencia en bicicleta con una experiencia gastronómica? Para ayudarte en este esfuerzo hemos enumerado algunas sugerencias deliciosas que puedes encontrar en la Ruta de la Costa Atlántica (de Noruega a Portugal) …

En el norte, los restaurantes, las tiendas y las cocinas tradicionales noruegos ofrecen ofertas «kortreist» (literalmente, viajes cortos). Además, la comida orgánica se está volviendo cada vez más popular en la cocina noruega. Las hortalizas cultivadas localmente, la agricultura tradicional a baja escala donde las ovejas y las cabras pueden pastar en pastizales en la costa o en las montañas, y la fabricación de alimentos artesanales, prevalecen en el país. El clima frío y el medio ambiente no contaminado de Noruega brindan las condiciones ideales para cultivar verduras sin tener que usar pesticidas de manera extensiva. Además, son habituales las granjas y minifundios modestos que producen leche, queso y carne de vacuno en un entorno sano. Y, por último, la extensa costa del país ha ayudado al desarrollo de una rica tradición de pescados y marisco, por lo que es imprescindible probar una muestra de estas tradiciones al recorrer EuroVelo 1 por Noruega, especialmente en el norte. Todo lo anterior contribuye a la obtención de productos ecológicos de alta calidad de productores locales disponibles en muchas formas y ubicaciones.

Bayas silvestres © Monika Grabkowska

Por último, deléitese probando las bayas dulces, los gofres, las sidras, los embutidos y algunos de los mejores quesos del mundo en Noruega. Y no olvide que Noruega se encuentra entre los tres principales países consumidores de café del mundo, por lo que es muy probable que encuentre lugares donde constantemente están tratando de preparar el mejor café del planeta. Aquí puede encontrar las muchas otras opciones culinarias que Noruega tiene para ofrecer, ya sean vanguardistas o acogedoras y tradicionales.

Un boxty es un panqueque de patata tradicional, se puede encontrar en un famoso restaurante de Belfast servido con merluza frita, verduras orgánicas y crema de mariscos. Otro imprescindible cuando se va en bicicleta en Irlanda del Norte en la ruta de la costa atlántica es el «Ulster Fry«. Es el pináculo de los desayunos fritos, un plato galardonado de salchichas, tocino, farl de patata, tomates, budín blanco y negro y huevos. Por supuesto, las delicias del océano son una gran parte de lo que la comida irlandesa tiene para ofrecer: salmón ahumado en casa, bacalao, sopa de mariscos, ostras, berberechos y mejillones, y muchas más delicias de alta calidad frescas y capturadas de forma tradicional en el Atlántico, esperándole en muchos restaurantes de la isla. ¿Buscas más inspiración para tu paladar? Consulte más información aquí.

Al visitar Irlanda, el viajero, y en este caso el ciclista, tiene la maravillosa oportunidad de degustar la selección mundialmente famosa de excelentes cervezas y whiskies del país. Y qué mejor lugar para hacer esto que en un pub costero azotado por el viento, junto al fuego comiendo sopa de mariscos. Verá, «la comida en Irlanda no se trata solo del sabor; se trata del lugar, la experiencia, la tierra y el mar, y las personas que lo crearon”. Esto es particularmente cierto cuando se puede comer un estofado tradicional irlandés en los alrededores de un mercado del siglo XVIII, o cuando se toma el té de la tarde en un castillo con vistas a un lago brumoso. La comida es una parte integral de la cultura contemporánea de la Isla Esmeralda, ya que el país tiene muchos animados mercados de agricultores con productos locales increíbles, excelente elaboración y destilación artesanal y chefs innovadores que celebran la rica conexión entre el lugar y el plato, y realmente se nota.

Donegal, Irlanda ©Jimmy O'Brien

Si va en bicicleta por EuroVelo 1 en Francia, está en La Velodyssée. Viajando a través de Bretaña y bordeando el Atlántico hasta la región vasca, La Velodyssée supone un estimulante viaje en bicicleta a través de paisajes vírgenes de gran belleza. Este recorrido en bicicleta de más de 1.200 km entre Roscoff y Hendaya reúne deliciosos destinos con un hermoso océano como telón de fondo. No puedes irte de Bretaña sin probar un «kouign amann«, uno de los mejores pasteles del mundo: una irresistible combinación de dulce, salado, pegajoso, mantecoso, crujiente, escamoso y tierno es algo que debes experimentar para creerlo.

Continuando con el tema de las delicias dulces, una parada en Bayona es imprescindible, conocida como la capital del chocolate con una historia culinaria que comenzó hace más de 400 años con la llegada de los granos de cacao a Europa. En Aquitania tienes que complacer tus sentidos con experiencias gourmet y viñedos. Las especialidades más famosas son foie gras, confit d’oie aux cèpes (confitura de oca con setas), confit de canard (confitura de pato), garbure (sopa de verduras), poulet basquaise, salade landaise (ensalada con carne de pato y mollejas), aceite de cacahuete, pralines de Blaye (caramelos de almendras), gratin de poires au Sauternes (postre de pera) y macarrones de Saint-Émilion.

Y no debemos olvidar que Francia ofrece una selección verdaderamente extraordinaria de vinos (Burdeaux, Merlot, Sauvignon,…) y quesos (Brebiou, Cabécou, Etorki, Ossau–Iraty). Recorrer en bicicleta a la costa atlántica también significa que los mariscos frescos, y especialmente las ostras, son imprescindibles. Babeando? Inspírate y planifica tu ruta aquí. ¡Buen provecho!.

EuroVelo 1 recorre el interior de España conectando el sur de Francia con el sur de Portugal, durante más de 1.300 kilómetros. La ruta atraviesa Guipúzcoa, Navarra, La Rioja, Castilla y León, Extremadura y Andalucía (por la provincia de Huelva) y conecta con una antigua vía romana, la Ruta de la Plata. EuroVelo 1 en España se compone de 31 secciones para experimentar la gastronomía española en seis regiones.

Dejando atrás Guipúzcoa y Navarra, EuroVelo 1 entra en la tierra que sabe a vino, La Rioja. La ruta llega a Logroño a través de un sorprendente paisaje entre viñedos a lo largo del itinerario histórico y cultural del Camino de Santiago Francés. En la otra orilla del río Ebro el casco antiguo nos invita a recorrer sus sinuosas calles, dándote la bienvenida con icónicas propuestas gastronómicas con influencias mediterráneas. La calle Laurel en el centro sirve tapas y comidas de alta calidad, que siempre van acompañadas de vinos de Rioja de fama mundial. La historia y el arte también están bien representados por monumentos como el Cubo del Revellín, las Murallas, y las Iglesias de Santiago y San Bartolomé.

Tapas y vino, La Rioja, España

Los ríos de La Rioja riegan las exuberantes huertas y fincas autóctonas que aportan ingredientes de primera calidad para los platos estrella de verduras de la región: desde alcachofas, cardos y borrajas hasta la magistral combinación de ingredientes que se plasman en los excepcionales guisos de verduras. Los verdes pastos de la vertiente sur de la región albergan el ganado de primera clase que se cría tradicionalmente.

En esta región aún sobreviven recetas tradicionales de la abuela como las patitas (papas), el patorrillo (guiso hecho con entrañas de cordero), los embuchados (carne rellena) y los caracoles. Un amplio abanico de establecimientos ofrece la variedad de estas delicias culinarias desde restaurantes tradicionales, hasta restaurantes de autor, asadores, restaurantes baratos… y por supuesto bares de tapas. Conoce más sobre la gastronomía riojana aquí. Planifique aquí sus vacaciones en EuroVelo 1 en España.

* Aviso de Covid-19: las opciones de viaje y las empresas pueden verse afectadas por las restricciones locales. Por favor verifique la situación sanitaria antes de visitar.

Autor: Marta Orihuel