Una oportunidad para que el cicloturismo y el ciclismo de ocio brillen

Jun 8, 2020

En los últimos meses, la crisis de la COVID-19 ha influido en todas las partes de la sociedad europea y todos hemos tenido que hacer sacrificios durante estos tiempos difíciles. El impacto sobre la salud ha sido significativo en muchos países europeos, además de un impacto financiero sin precedentes.

Uno de los sectores más afectados es el turismo. Europa es el principal destino turístico del mundo y el turismo supone cerca del 10% al PIB de la UE con 563 millones de visitantes internacionales y el 30% de los ingresos mundiales en 2018. Tanto en Bruselas como en las capitales nacionales se están realizando esfuerzos para apoyar al sector turístico y tratar de salvar la temporada de verano tanto como sea posible.

Sin embargo, está claro que este verano será como ningún otro. Se han interrumpido las conexiones de transporte establecidas desde hace mucho tiempo en las que ha confiado el sector turístico (si no se han perdido); se mantienen muchas restricciones al movimiento internacional; y, sin una vacuna, es probable que se necesiten mantener algunos protocolos de distanciamiento social en el futuro.

Todavía es difícil predecir qué tipo de sector turístico surgirá tras la crisis de la COVID-19. Lo que está claro es que estas circunstancias inéditas presentan una oportunidad para que el sector restablezca algunas de sus prácticas y se centre en un futuro nuevo y sostenible para la industria. Como la EU Tourism Manifesto Alliance, la voz del sector europeo de viajes y turismo (del cual la ECF es miembro fundador), señaló en su reciente declaración a la Comisión Europea:

“Esta crisis genera una recesión, pero también una oportunidad para el cambio, para un nuevo comienzo en el turismo en toda Europa. Aprovecharemos esta oportunidad para crear un destino europeo más resistente y sostenible para el futuro, que sea mejor para nuestras comunidades y nuestros visitantes y para todos aquellos que brindan servicios de turismo y viajes “.

Para la ECF este podría ser un momento de cambio de juego para el cicloturismo y el ciclismo de ocio. Muchos de los beneficios que hemos estado divulgando durante años han adquirido una importancia aún mayor en el nuevo mundo en el que nos encontramos. Por nombrar algunos ejemplos: el cicloturismo puede ayudar a distribuir los flujos turísticos lejos de los destinos superpoblados; permitir a las personas que han buscado un alojamiento encontrar otros puntos de interés en el entorno de su alojamiento vacacional; y diversificar las economías locales que han sido duramente golpeadas en los últimos meses. Esto es sin mencionar los beneficios ambientales del cicloturismo y el ciclismo de ocio, especialmente si los viajes se pueden combinar con el transporte público, lo que puede contribuir al ambicioso Green Deal de la Comisión Europea.

El ciclismo turístico también permite hacer descubrimientos cerca de casa.

Si bien se habla mucho en las últimas semanas sobre las impresionantes medidas que están tomando las ciudades para abordar la crisis invirtiendo en carriles bici, lo que por supuesto es bienvenido, se ha hecho menos hincapié en el papel que puede jugar el ciclismo en términos de turismo y ocio en el futuro. Por supuesto, la infraestructura que se está haciendo en un tiempo récord en las áreas urbanas también puede desempeñar un papel aquí, pero hay otras medidas que podrían ser compatibles. Con este fin, hemos recopilado algunas de las campañas e iniciativas que nuestros Coordinadores y Centros de Coordinación Nacionales de EuroVelo y otros socios están ejecutando en este momento.

En Francia, grupos de interés en el turismo de ciclismo (21 itinerarios, 7 destinos y varias agencias de viajes) se están uniendo para poner énfasis en el turismo de ciclismo este verano, a través de una campaña de promoción conjunta en torno al hashtag #JeVoyageAVelo. La campaña hace un esfuerzo especial para tratar de atender a los viajeros que pueden estar planeando unas vacaciones como cicloturistas por primera vez: un mapa interactivo permite buscar el mejor itinerario de acuerdo con las habilidades y el destino elegido, y se ha creado un grupo de Facebook para ayudar a responder las preguntas que puedan surgir. En el sitio web de Vélo & Territoires, el Centro Nacional de Coordinación EuroVelo para Francia, encontrará más información sobre esta campaña y los 15,000 km de rutas ciclistas en Francia.

Logo de la campaña francesa.

En Bélgica, una iniciativa sin ánimo de lucro creada por un grupo de ciudadanos lanzó la plataforma “Welcome to My Garden!“. Suponiendo que se realizarán muchos viajes dentro de las fronteras del país en el verano de 2020, esta plataforma permite a los ciudadanos poner su jardín libremente para su uso como un camping rudimentario para los viajeros. Los campings disponibles se muestran en un mapa interactivo que también muestra rutas de ciclismo. Tan pronto como se autoricen nuevamente los desplazamientos de ocio en Bélgica, la plataforma proporcionará los datos de contacto de los propietarios de los campings. ¡Esta iniciativa es ideal para fomentar el cicloturismo en verano!

La Asociación Nacional Alemana de Ciclistas (ADFC), el Coordinador Nacional EuroVelo para Alemania, ha desarrollado una campaña que establece recomendaciones y argumentos para los responsables de tomar las decisiones sobre los beneficios de invertir en cicloturismo, con el objetivo de fortalecer el cicloturismo en Alemania durante estos tiempos difíciles. La campaña incluye un hashtag (#Abseitsradeln) y otros materiales de apoyo para la promoción de rutas en bicicleta “fuera de lo común” e incluye algunas guías para el cicloturista para aquellas personas que piensan irse de vacaciones en bicicleta.

Logo de la campaña de la ADFC.

Hacia el norte, Danish Cycle Tourism, el Centro Nacional de Coordinación EuroVelo en Dinamarca, se ha unido a la Federación Danesa de Ciclistas y al Consejo de la Junta Rural (una ONG que representa las áreas rurales en Dinamarca) para solicitar un fondo de emergencia de 100 millones de coronas (aproximadamente 13,4 millones €) para promover el cicloturismo y el ciclismo en las zonas rurales. El fondo garantizará que las rutas ciclistas del país estén preparadas este año para acomodar a los veraneantes y, por lo tanto, apoyar el crecimiento y el empleo en estas áreas.

Las organizaciones danesas buscan apoyo para 4 medidas:

  1. Mejorar las rutas nacionales: mejorar las superficies defectuosas (por ejemplo, baches) e instalar infraestructura para la bicicleta, señales, etc.
  2. Mejorar las pequeñas carreteras utilizadas por los ciclistas: carreteras 2-1, carriles bici, establecer “carreteras recreativas” y ciclo calles.
  3. Cartografiar caminos aptos para bicicletas para una nueva red de conexión.
  4. Ayudar a las pequeñas empresas a ser más amigables con el bicicleta: estacionamiento de bicicletas, sugerencias de recorridos, marketing, etc.

Inspirados por estas iniciativas, la ECF aboga por las siguientes medidas para apoyar y promover el cicloturismo y el ciclismo de ocio en Europa:

  • Desarrollar redes de rutas ciclistas suburbanas y rurales: además de las redes de infraestructura ubicadas en las áreas urbanas mencionadas anteriormente, las rutas ciclistas también deben desarrollarse en las áreas suburbanas y rurales para fomentar el ciclismo de ocio y el cicloturismo. Con frecuencia, las comunidades locales también pueden aprovechar esta infraestructura para la movilidad diaria. Dependiendo de la ubicación, es posible que no se requieran importantes inversiones en infraestructura, por lo que tales medidas (por ejemplo, la señalización) se pueden introducir de manera relativamente barata y rápida.
  • Apoyo al sector del cicloturismo: el sector turístico ha sido uno de los más afectados por la Corona-crisis. El cicloturismo es una parte cada vez mayor del sector que aporta aproximadamente 44 mil millones de euros a la economía de la UE cada año y está vinculado a cerca de 525.000 empleos. No debemos olvidar que el impacto económico también ha afectado al sector del cicloturismo y que muchas empresas que trabajan en este campo son PYMEs. Por lo tanto, estas empresas deberían beneficiarse de los paquetes de asistencia económica que se están introduciendo en la mayoría de los Estados miembros y además del apoyo a la liquidez, el alivio fiscal y la flexibilización de las normas sobre ayudas estatales introducidas por la UE (cuando corresponda). La Corona-crisis también representa una oportunidad para restablecer el sector turístico al enfocar las inversiones en modelos de turismo sostenible, como el cicloturismo, e introducir condiciones ecológicas en el apoyo financiero (por ejemplo, ayuda estatal).
  • Campañas de promoción: con millones de europeos incapaces de tomar sus vacaciones de verano en el extranjero, muchos considerarán opciones más cerca de casa por primera vez en muchos años. El ciclismo turístico ofrece una opción atractiva en estos tiempos actuales (flujos de turismo saludables, respetuosos con el medio ambiente y dispersos) y debe promoverse entre el público doméstico. Las medidas a considerar incluyen promociones físicas (por ejemplo, carteles) y en línea (por ejemplo, anuncios en redes sociales), así como herramientas de comunicación actualizadas (por ejemplo, mapas, guías, sitios web, aplicaciones, etc.)

Si está al tanto de las medidas diseñadas para apoyar el cicloturismo y el ciclismo de ocio en este momento o está ejecutando su propia campaña, estaremos encantados de tener noticias suyas. Por favor, póngase en contacto con EuroVelo@ecf.com.